To top
1 Ene

Guía Vegana: 7 Consejos para Empezar a ser Vegano

Si habéis decidido haceros veganos, os doy la enhorabuena! Estáis a punto de descubrir un estilo de vida compasivo, respetuoso y con el que os vais a sentir mejor como persona porque sabéis que estáis haciendo lo correcto! Cambiar los hábitos no es fácil, pero no es imposible! Aquí os digo cómo!

Ser vegano parece complicado y el hecho de que internet esté lleno de información, puede llegar a ser abrumador e incluso superarnos!

Lo desconocido produce dudas y yo tenía las mismas que vosotros; ¿Qué voy a comer? ¿Conseguiré suficiente proteína? ¿Cómo reaccionará mi cuerpo? ¿Cómo afectará a mi vida social? Finalmente me di cuenta de que cuando quieres algo firmemente, el universo conspira para que lo consigas y todo se vuelve más fácil cuando decides dar el primer paso. Es importante no hacer nada que no vaya alineado con vuestros valores y que hagáis por convicción propia, pues es entonces cuando suceden las cosas más maravillosas.

Dicho esto, aquí os dejo algunos consejos basados en mi propia experiencia y que espero os ayuden, ahorrando tiempo y errores, en vuestra transición a este estilo de vida compasivo y sostenible.

 

Comida vegana

 

1. Olvida los prejuicios


Olvidaros de lo que pensabais de que la comida vegana es sosa y aburrida, que es muy complicado ser vegano, que el estilo de vida es muy caro o que no vais a conseguir suficientes nutrientes y proteína, porque nada más lejos de la realidad! Si habéis decidido ser veganos, tenéis que ir con una mente abierta y abrazar este estilo de vida sin que suponga un castigo, sino verlo como una forma nueva de hacer las cosas y descubrir nuevos alimentos, nuevos productos e incluso nuevos círculos que van a haceros sentir mejor en todos los aspectos!


2. Infórmate sobre los alimentos que vas a dejar de tomar y los mejores substitutos para los mismos

 

Algo que a mi me ha servido mucho, en vez de buscar miles de recetas veganas nuevas, es veganizar en la medida de lo posible las recetas que ya conozco sustituyendo los productos de origen animal por otros veganos. Creo que es no es muy buena idea complicar demasiado la elaboración de las comidas, ¡especialmente cuando estamos empezando!, así que adaptar lo que ya conocemos es una muy buena forma de empezar y seguir mantenido nuestras comidas simples pero diversas. Es muy fácil aprender sobre los sustitutos esenciales de la comida vegana, aquí os dejo un artículo del blog cuerpomente que creo que os puede ayudar a haceros una idea, y si queréis experimentar con recetas, la App Vegamecum, tiene una amplia selección de recetas 100% veganas, con información nutricional de cada uno de los platos. Además, te permite seguir las recetas en versión audio para poder cocinar con las manos y es capaz de adaptar automáticamente la cantidad de los ingredientes en función de las raciones que quieras preparar.

 

 

3. Escucha a tu cuerpo y sigue su ritmo

 

Algunas personas son capaces de saltar al veganismo del día a la mañana y sentirse completamente energéticas y sanas. Mi transición no fue del día a la mañana, pero los pasos que di fueron siempre firmes. Empecé siendo vegetariana, dejando primero el pescado, luego la carne, y después seguí con algunos lácteos (leche, yogur). Sabía que lo que más me costaría dejar era el queso y los huevos, cuando estaba semanas sin probarlos mi cuerpo reaccionaba pidiéndome más antojos, por eso fui reduciendo su consumo poco a poco, hasta que después de un año y medio largo sentí que mi cuerpo ya no los necesitaba y era oficialmente vegana. Decidir ser vegano es una revelación y cuando la tienes no puedes esperar el momento de serlo, pero es muy importante que lo hagáis a vuestro ritmo, sin ninguna presión externa o la vuestra propia. Mi consejo es que no penséis que vais a ser veganos toda la vida, sino que os centréis en hacerlo hoy, ver cómo os sentís, al día siguiente volvéis a empezar y así a diario. Créedme que la mejor manera de no agobiarse y seguir hacia adelante es hacer las cosas sin prisas, llegará un momento en que las todo os saldrá natural, lo notaréis y ya no os supondrán esfuerzo alguno. Así empecé yo hace un año y medio y nunca he vuelto a mirar atrás.

 

Comida vegana


4. No tengas miedo a los cambios

 

Me sorprende las miles de dietas express que hay para adelgazar en pocos días y que a nadie le preocupan sus efectos secundarios, en cambio cuando decides hacerte vegano, todo el mundo e incluso uno mismo, está preocupado si nos va a faltar proteína, vitaminas y si vamos a entrar en estado de coma por llevar una dieta sin productos ni derivados animales. Pues deciros que, al igual que en cualquier cambio de dieta, cuando decides hacerte vegano, tu cuerpo necesita un periodo de transición y adaptación que puede durar días, semanas e incluso meses, donde experimentamos cambios en la forma en que te sientes, especialmente durante las primeras semanas y es lo que se llama la ‘fase detox’, que seguro habréis ya oído hablar de ella. Algunas personas se pueden sentir muy cansadas durante la primera fase, yo venía de unos problemillas de salud que me producían un cansancio extremo, por lo que noté ningún cambio a peor en este sentido, pero sí iba más al baño y también me costaba más dormir. Pronto estos síntomas fueron desapareciendo y se transformaron en un incremento de mi energía, una piel radiante sin tendencia al acné que siempre había sufrido incluso en mi edad adulta, también se redujeron mis antojos repentinos de comer dulce y mi cabello está muchísimo más sano y brillante. Y lo más importante, tienes una sensación de alivio y de felicidad porque sabes que estás haciendo el bien.


5. Aprende a leer las etiquetas

 

Muchas empresas ya indican claramente en su packaging si el producto es apto para veganos, ya sea con un logotipo o un título muy claro, sin embargo, es sorprendente la cantidad de alimentos que pueden llegar a contener derivados animales y que nunca hubiéramos imaginado; el pan rallado, las golosinas (gelatina), patatas chips, incluso vinos y licores… Algunos ingredientes animales son más complicados de detectar que otros, así que cuando empecéis a ser veganos pasaréis mucho tiempo leyendo las etiquetas, por eso os recomiendo utilizar aplicaciones que escanean la lista de ingredientes de los productos y os dicen si es vegano o no. Entre ellas están Aptovegan e Is it vegan, ambas disponibles para castellano parlantes. PETA es también una fuente muy buena para detectar productos de origen animal, aquí os dejo la lista de sustancias de origen animal para que podáis reconocerlas siempre antes de realizar vuestra compra.

 

 

6. Únete a grupos de personas con el mismo interés

 

En mi círculo no hay gente vegana, algunas personas cercanas son vegetarianas, pero en realidad no tengo a nadie con quien poder compartir recomendaciones y opiniones sobre temas veganos, por eso para mí, formar parte de varios grupos de alimentación y belleza vegana en Facebook y de recetas en Instagram me ayudó mucho en mis comienzos y sigue siendo una gran fuente de inspiración y apoyo. Lo mejor de todo es que te encuentras a personas maravillosas, siempre dispuestas a guiarte y ayudarte sin pedir nada a cambio y formar parte de una comunidad así es algo muy motivante para empujarte a seguir hacia adelante, sabiendo que hay muchas otras personas en tu mismo viaje. Así que simplemente recordad que no estáis solos, hay una gran comunidad que sigue creciendo y está ahí para cada uno de nosotros!

 

Comida vegana

 

7. Practica la (auto) compasión

 

Ser vegano no consiste en ser perfecto, no lo somos ni ese debería ser nuestro objetivo. Muchas veces os equivocaréis y comeréis algo que creíais que no contenía ingredientes animales, pero es inevitable y es muy importante que os perdonéis, aprendáis de vuestra experiencia y que eso no sea motivo para tirar la toalla, mirad siempre hacia delante y valorad la gran contribución que estáis haciendo para cambiar nuestra sociedad, ¡todos sumamos con nuestros pequeños actos!

Ya sabéis que cuando uno decide ser uno decide ser vegano, no solamente está realizando un cambio de alimentación, sino que hay un cambio de conciencia en el que apostamos por un estilo libre de cualquier producto que provenga de un animal, tanto en moda, belleza y estilo de vida. Pero como yo siempre digo, pasito a pasito y siempre mirando hacia adelante.

 

Comida vegana

 

Os recomiendo que si habéis decidido dar este paso, miréis mi artículo sobre bases de maquillaje 100% veganas, quizás puede ser uno de los primeros pasos que podéis dar para ir adaptando vuestra vida y que seguirán muchos otros, ¡estoy convencida!

Y vosotras, ¿qué consejos daríais a otra persona que quiere ser vegana? Me encantará conocer vuestra opinión!

 

Si te ha gustado este artículo, por favor considera apoyar lo que hago siguiéndome en las redes sociales, eso me permite poder continuar creando contenido para ti y seguir con este blog.

Con cariño,

 

 

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x