To top
9 Mar

Materiales Sostenibles Alternativos a la Piel

Materiales sostenibles alternativos a la piel blog vegano vegan blog moda vegana vegan fashion sustainable fashion moda sostenible 2

Cada año, la industria mundial del cuero mata a más de mil millones de animales. La sociedad nos ha hecho creer que es imprescindible utilizar pieles para vestirse ‘bien’ y de una forma sofisticada. Esta es una creencia que yo también había interiorizado en mí hasta poco antes de ser vegana, al igual que con la comida, nunca me había preguntado de dónde venían y cómo se hacían mis artículos de piel y me creí la creencia popular.

Después de ver varias informaciones de PETA que hace una gran labor para divulgar la realidad sobre la crueldad animal y de tomar conciencia de lo que estaba pasando a mi alrededor, me sentí increíblemente desconectada de mis valores y mi moral, al darme cuenta que ciertas de mis elecciones de vida aún seguían siendo causa de sufrimiento animal, el cual pensaba no estar apoyando al escoger ser vegetariana. Ese fue el momento en que decidí adaptar todos los aspectos de mi vida a un estilo de vida vegano.

Es maravilloso ver cómo muchas grandes marcas de lujo como Stella McCartney, Calvin Klein, Ralph Lauren, Vivienne Westwood, Tommy Hilfiger y más recientemente, Gucci, Armani, Michael Kors, Versace, DKNY, etc. han declarado ser ‘fur free’ (libre de pelo animal), y que seguro servirá de motivación para muchas otras empresas a unirse a esta causa, pero mi pregunta es, ¿y qué pasa con la piel? ¿Reconocemos que usar el pelo animal es malo pero seguimos utilizando su piel que es igual de cruel?

No tiene sentido.

Por eso, hoy os quiero hablar de los motivos para dejar de utilizar piel, y todas las increíbles alternativas de las que disponemos.

DSC_6456a

 


Entonces, ¿qué es la piel o el cuero?


Aunque pueda parecer muy obvio, muchas personas no hacen la conexión entre su artículo de piel y el animal que ha sido mutilado y asesinado para crear esa prenda. El marketing que estas industrias utilizan es tan fuerte o nuestra voluntad tan débil, que somos capaces de obviar algo tan claro como que el cielo es azul o que la tierra no es plana.

El cuero es la piel de un animal que, aunque podáis pensar proviene de la vaca, también es de otros animales como cerdos, cabras y ovejas, animales exóticos como canguros, avestruces, cocodrilos, caimanes, serpientes y otros reptiles que acaban por transformarse en bolsos y zapatos de lujo. Pero también puede provenir de perros y gato, sí, así como lo oís.

En países como China perros y gatos son sacrificados por su carne y su piel exportada a todo el mundo. Debido a que el cuero está habitualmente mal etiquetado expresamente y muchas veces no se sabe su procedencia y a menos que la marca que estás comprando expresamente garantice lo contrario (y eso sigue sin ser seguridad de nada), esa chaqueta de cuero podría estar hecha de un animal que consideraríais una mascota.
Una etiqueta con el sello ‘Hecho en Italia’ ya no es tan tranquilizante verdad?

Además, en el caso de las vacas, he llegado a conocer, que la piel es la parte más rentable, pues no requiere refrigeración, pruebas de seguridad alimentaria, y no tiene una tasa de recargo tan alta cuando se vende como ropa. ¿Entendéis ahora por qué la industria del cuero siempre ha querido hacernos creer que la piel es un subproducto de la industria cárnica y que los animales hubieran sido sacrificados de todos modos, por lo que estamos ahorrando desechos comprando piel?

Pero eso no es cierto.

Muchos de los animales que se matan en la India, China, Brasil (y muchos otros países), son criados y sacrificados expresamente por sus pieles y comprando productos de piel, estamos contribuyendo directamente a la demanda de granjas industriales y la rentabilidad de los mataderos.

 

APOYAR A LA SOSTENIBILIDAD DEJANDO DE USAR PIEL Y ALTERNATIVAS A ESTA

 


¿Por qué dejar de usar piel? 

 

1) Hace daño y esclaviza a los animales

No sentido tiene adorar a algunos animales y comernos a otros cuando todos ellos tienen la misma capacidad de sentir, amar y sufrir que los que consideramos mascotas.

Se ha demostrado que las vacas son seres muy inteligentes, emocionalmente complejos y que tienen personalidad propia. Son muy sociables y tienen la capacidad de crear lazos afectivos, además de preocuparse por el futuro. Las vacas pueden recordar cosas durante mucho tiempo y son conocidas por hazañas impresionantes, como saltar vallas de grandes alturas para escapar de un matadero, caminar kilómetros para reunirse con su ternero y nadar a través de un río hacia la libertad.

Las vacas que se matan por su piel, en el comercio de pieles, son sometidas a procedimientos dolorosos como la castración, el marcaje (que causa quemaduras de tercer grado) y son descornadas, degolladas y descuartizadas mientras aún están vivas y sin ningún tipo de analgésico.

Los cerdos por su parte, son animales curiosos, perspicaces y son más inteligentes que los perros y tan amigables, leales y cariñosos. Son sociales, juguetones y protectores y tienen características similares a nosotros los humanos; les gusta escuchar música, jugar con pelotas de fútbol y recibir masajes.

Los cerdos que son asesinados por sus pieles pasan sus vidas en almacenes abarrotados y sucios, donde muchos de ellos nunca llegan a ver la luz del día. Sus testículos y sus colas son cortadas y sus orejas mutiladas, sin nada que alivie el dolor. Muchos cerdos terminan hervidos vivos en tanques de agua caliente para así suavizar su piel y quitarles el pelo.

La mayor parte del cuero proviene de países en vías de desarrollo como la India (sí, son sagradas pero las matan) y China, donde las leyes de bienestar animal son inexistentes o no se cumplen. La realidad es que estos pobres animales soportan los horrores de las granjas industriales; viven en condiciones extremas, sucios, sin espacio ni ventilación, son torturados, mutilados, castrados, descornados, degollados y despellejados para arrebatarles lo único que tienen que es su vida, sin ningún tipo de analgésico y mientras aún están conscientes.

¿Para qué me pregunto yo? ¿Para que podamos lucir algo que se llama ‘moda’?

 

Es injusto. Es cruel.

 

DSC_6486a copy

Por si esto no fuera suficiente, además, esta industria no es solamente cruel con los animales, sino que también lo es con los trabajadores, en los que se ven altas tasas de cáncer. Las personas que viven en comunidades productoras de cuero en países como la India sufren defectos de nacimiento, decoloración de la piel y otras deformidades físicas a causa de los químicos que se filtran en el suelo y las vías fluviales.

 


2) La piel no es una opción sostenible

El cuero no es ético, es de hecho el peor material para el medio ambiente, ya que es responsable de la destrucción ambiental junto con la industria cárnica. Toda la producción que lo rodea es horrible para el medio ambiente: emisiones de metano y carbono, uso de energía y agua, destrucción de la selva tropical, combustibles fósiles y gases de efecto invernadero debido a la masificación de los rebaños de ganado.

El proceso de convertir la piel en cuero, requiere de grandes cantidades de energía y sustancias químicas peligrosas que contienen altas cantidades de contaminantes, que llenan la Tierra con toxinas. Todos estos químicos son utilizados por un motivo, para convertir la carne muerta de un animal en un material que podamos usar sin que esta se descomponga ¿cómo puede ser esto bueno tanto para el planeta como para nuestra salud?

 

DSC_6492a

 

3) Existen alternativas mejores

Qué vestimos es una representación de nosotros mismos. Es completamente innecesario que los animales mueran cuando podemos abrazar tantas alternativas sostenibles, ecológicas y compasivas, sin comprometer la durabilidad del producto. Aquí os dejo algunas:

• Algodón encerado: la lona de algodón encerado es un material muy robusto y con propiedades estupendas; transpirable, impermeable y lavable. Se utiliza desde hace mucho tiempo para fabricar chaquetas de gran calidad y otras prendas de ropa. Para que sea vegano se confecciona con algodón 100% y aceite de soja.

• Microfibra: es un tejido que imita perfectamente tanto el aspecto como el tacto de la piel de alta calidad y lo iguala e incluso supera en resistencia. Algunas empresas crean este tejido utilizando chatarra industrial.

• Corcho: este es un material versátil, duradero, suave, transpirable, impermeable y aislante, hecho de la corteza de alcornoques. España uno de los productores principales de corcho a nivel mundial y siempre ha sido parte de nuestra cultura, utilizándose en multitud de objetos, desde muebles a calzado. No solo es un material libre de crueldad sino que también es sostenible, la corteza que recubre los alcornoques, se extrae sin causarles daño y vuelve a crecer con el paso de los años.

• Piñatex: es una piel vegetal elaborada con restos de hojas de piñas desechadas. Este material de aspecto muy similar al cuero, ya está siendo utilizado en ropa, calzado, accesorios, tapicería de automóviles y mobiliario de interiores por su gran suavidad, resistencia y flexibilidad.

• Cuero sintético: tiene un aspecto muy similar al del cuero y aunque es la opción menos sostenible de todas, es también una de las más asequibles, por eso se puede encontrar en la mayoría de tiendas de a pie en forma de faldas, zapatos, bolsos y otros complementos.

 

DSC_6479a


No es necesario ser vegano para tomar conciencia sobre el consumo responsable, y promover un modelo de sociedad que rechace la explotación y muerte de los animales y que, por supuesto, permita mejorar las condiciones laborales de los seres humanos y la sostenibilidad medioambiental.

Nosotros, los consumidores, tenemos el poder decisivo para acabar con esta y cualquier otra práctica que promueva la crueldad como base, esto es algo de lo que tenemos que ser conscientes.

Preguntémonos, ¿vale la pena apoyar el sufrimiento, maltrato y esclavitud animal por un bolso, unos zapatos o cualquier otra prenda?

No tiene ningún sentido.

Para mí es muy importante que mi moral y mis valores estén alineados con mis acciones y poder levantarme cada día sintiéndome bien conmigo misma sabiendo que mis elecciones de vida están libres de cualquier tipo de crueldad animal. El camino se hace andando y al igual que cualquier persona, voy creciendo y aprendiendo, y saber que estoy haciendo mejores elecciones día a día para contribuir a crear un mundo libre de crueldad animal además de sostenible, es algo que me hace inmensamente feliz.

Y para demostraros que es posible vestir de forma estilosa sin contribuir al sufrimiento animal, os he dejado este look completamente vegano con esta falda de poliuretano (piel sintética) que me regalaron hace un tiempo y que, aunque no es la opción más sostenible, si es cruelty free.

Y vosotras ¿Os habéis convencido para decirle adiós a la piel? ¿cual sería vuestro motivo principal para hacerlo? ¿conocéis otras alternativas? Me gustaría saber vuestra opinión!

Si te ha gustado este artículo, por favor considera apoyar lo que hago siguiéndome en las redes sociales, eso me permite poder continuar creando contenido para ti y seguir con este blog.

Con cariño,

 

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
trackback

[…] largo y tendido sobre la piel y alternativas sostenibles a esta que podéis leer pinchando aquí, pero como este es un tema que me toca mucho la fibra sensible porque he visto animales siendo […]

1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x